SOLSTICIO DE VERANO 2017

SOLSTICIO DE VERANO 2017

El castillo renacentista de los Condes de Orgaz fue, el domingo 25 de junio, escenario de la Tenida masónica del Solsticio de Verano, la fiesta grande -junto con el de invierno- de los masones del mundo entero.
Marca el comienzo de un nuevo ciclo solar: el sol está en lo más alto y poco a poco empieza a caminar hacia las sombras.
Se reunieron un centenar de masones y masonas, pertenecientes a once Logias madrileñas, encuadradas a su vez en cuatro Obediencias u organizaciones de carácter nacional o internacional: la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), cuyo Distrito Centro (radicado en Madrid y Castilla) organiza el acto; el Gran Oriente de Francia (GOdF), la Federación española de la Orden Masónica Mixta Internacional El Derecho Humano (DH) y la Gran Logia Femenina de España (GLFE). Las cuatro integran el Espacio Masónico de España (EME) y todas pertenecen a una de las dos grandes corrientes masónicas que hay en el mundo: la liberal, en la que las mujeres comparten trabajos en igualdad con los varones, y que no impone ningún dogma de carácter religioso.
Este es el séptimo Solsticio Conjunto que celebran todas las Logias liberales madrileñas.
Esta era una ocasión extraordinaria, por ser la víspera de la Tenida conmemorativa del Tercer Centenario de la fundación de la Masonería moderna.