Este es el Tiempo de Los Esclavos

Este es el Tiempo de Los Esclavos

Ahora mismo hay en el mundo 46 millones de esclavos: más que en ninguna otra época de la historia de la humanidad, incluido el Imperio Romano. Y esa cifra terrible ha crecido en una cuarta parte durante los dos últimos años.

9. TEXTO 1 ESE ES EL TIEMPO DE LOS ESCLAVOS

Hay en el mundo ahora mismo 46 millones de esclavos, según el Índice Global de la Esclavitud que acaba de publicar Walk Free Foundation. Es decir, más que en ninguna otra época de la historia de la humanidad, incluido el Imperio Romano o el siglo XIX: cuando Abraham Lincoln proclamó la abolición de la esclavitud en 1863, Estados Unidos tenía 35 millones de habitantes: once millones menos que el número de esclavos que hay hoy.
Pero lo grave no es que haya tantos esclavos. Lo peor de todo es que su número ha aumentado en un 28% en los dos últimos años. Y sigue aumentando. Estamos, pues, en la Edad de Oro de los esclavos. Más de diez millones del total son niños. Seis de cada diez están en Asia. Pero en el Reino Unido, que tiene la legislación contra la esclavitud más avanzada del mundo, hay casi 12.000, y en Holanda 17.500. En España se calcula en 8.400. Nadie está a salvo de esta vergüenza. Los esclavos son un magnífico negocio… para quienes los tienen.
La ONU define la esclavitud como la “privación absoluta de libertad para decidir sobre su propio porvenir”. No se trata, pues de que se obligue a las personas a trabajar sin pagarles, como suele creerse, sino que se las fuerza a seguir trabajando en condiciones infrahumanas indefinidamente, sin derechos de ninguna clase y sobre todo sin que la víctima pueda decidir cuando quiera que cambia de vida o que deja el trabajo. Es el caso de los niños esclavos que trabajan en las fábricas de ropa o calzado deportivo que hay en China, India, Bangladesh, Tailandia, Indonesia o Corea, y que confeccionan las elegantes prendas de marcas muy codiciadas que usamos los occidentales. Es el caso de los esclavos que trabajan en las plantaciones de algodón de Asia central, sobre todo en Uzbekistán.

9. TEXTO 2 ESTE ES EL TIEMPO DE LOS ESCLAVOSkay chernush sex exploitation 9

Es el caso de los cientos de miles de mujeres forzadas a prostituirse por las mafias de sus países de origen, y que nos encontramos todos los días cuando vamos por la calle. Es el caso de los casi 400.000 seres humanos que languidecen en México, en las zonas controladas por las mafias del narcotráfico. Cifras menores (pero no mucho) se dan en Colombia, Perú o Brasil, donde se ha llegado a publicar la lista de grandes hacendados que tienen esclavos en sus fincas con total impunidad. Es el caso de numerosos países más de América Latina. Es el caso de Corea del Norte, país en el que el 4,3% de la población está esclavizada.

9. TEXTO 3 ESTE ES EL TIEMPO DE LOS EXCLAVOS

Es el caso de miles de mujeres forzadas a un matrimonio “de conveniencia” en países con una interpretación fanática del Islam. Es el caso de muchísimas mujeres en los lugares bajo control del llamado “Estado Islámico”, que las considera seres inferiores y objetos de placer para los “héroes” varones.

Es el caso de miles y miles de refugiados que están huyendo de sus países y que, a causa de las mafias, corren grave riesgo de convertirse en esclavos.

Los masones estamos especialmente indignados con esta vergüenza. El primer jefe de Gobierno del mundo que abolió la esclavitud fue el marqués de Pombal, masón, que la eliminó de Portugal y de sus colonias en 1761. En España, los primeros fueron Segismundo Moret (1870) y Manuel Ruiz Zorrilla (1872), los dos masones, aunque la abolición definitiva no llegó hasta 1880. La Masonería tiene una larga tradición en la lucha por la libertad en todo el mundo. Y hoy continuamos.

¿Qué podemos hacer para detener esta indignidad? Aparte de protestar ante los organismos internacionales, ante los gobiernos de los países que miran para otro lado y de apoyar a las organizaciones humanitarias que luchan contra la esclavitud, podemos hacer algo importante: usar correctamente nuestro dinero. Antes de comprar unas zapatillas deportivas o ropa de marca, no cuesta ningún trabajo informarse de dónde fabrican esas prendas las empresas propietarias de esas marcas, y en qué condiciones trabajan quienes las manufacturan. Si tenemos la certeza de que están usando esclavos, es el momento de elegir otra marca. Y de decir a quienes tratan de vendernos esas prendas manchadas de indignidad por qué no las queremos.

9. TEXTO 4 ESTE ES EL TIEMPO DE LOS ESCLAVOS

La esclavitud nunca desaparecerá por sí sola. Hay mucha gente sin escrúpulos, incluidas grandes empresas internacionales, a las que no les importa someter a otros seres humanos a un trato contrario a todas las leyes y a toda dignidad humana. Somos nosotros quienes tenemos que impedírselo. De uno en uno, poco podemos hacer. Pero todos juntos sí lo conseguiremos.

En nombre de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad: acabemos con la esclavitud.

Written on 02 Junio 2016